domingo, 11 de octubre de 2009

Tchaikovsky - Concierto para violin y orquesta


El Concierto para violín y orquesta sinfónica en re mayor Opus 35 de Piotr Ilich Chaikovski es uno de los conciertos para violín más populares. También está considerado como una de las obras más difíciles para violín.
La obra fue compuesta en marzo de 1878 en Clarens, un lugar vacacional en Suiza a las orillas del lago Lemán donde Chaikovski fue a recuperarse de una depresión surgida por su desastroso matrimonio con Antonina Ivanovna Milyukova que le llevó a un intento de suicidio (Chaikovski era homosexual y se casó con Milyukova para escapar de las dudas). Acababa de terminar su Sinfonía nº 4 y su ópera Eugenio Oneguin.


Chaikovski estaba acompañado por su alumno de composición, el violinista Iósif Kotek, y los dos tocaban obras para violín y piano juntos, entre estas obras para violin figuraba la Sinfonía Española de Eduardo Lalo, compositor Frances, (la sinfonía española es una bellisima y muy lírica sinfonía para violín y orquesta) lo que pudo ser el catalizador para la composición del concierto. Chaikovski no era violinista, fue asesorado para la composición de la parte solista por Kotek. Hizo rápidos progresos - esbozó la obra en 11 días y la terminó en dos semanas más -, y la obra estaba finalizada en un mes



Kotek no tenía aún el suficiente prestigio como para estrenar la obra, así que Chaikovski inicialmente ofreció el estreno a Leopold Auer, y acordó dedicárselo a él. Auer lo rechazó, argumentando que la obra tenia pasajes que no habían sido escritos adecuadamente, que al interpretarlos en el violín, éste no sonaria como Tchaikovsky pensó. Esto significó que el estreno planeado para marzo de 1879 fuese cancelado y que se buscara otro nuevo solista. Finalmente el estreno lo dio Adolph Brodsky (Chaikovski cambió la dedicatoria hacia él) el 22 de noviembre/4 de diciembre de 1881, en Viena, Austria bajo la dirección de Hans Richter, pero con poco ensayo y pobremente acompañado. La reacción de la crítica fue mixta, y la obra ciertamente no fue recibida como la obra maestra que es considerada hoy.

En la fotografia Tchaikovsky y Iósif Kotek en 1877


La obra tiene tres movimientos


Allegro moderato
Canzonetta: Andante
Allegro vivacissimo


Que lo disfruten, realmente es un maravilloso concierto para violin, con un gran interprete.




6 comentarios:

  1. elflaming74@yahoo.es28 de abril de 2011, 10:36

    Gracias melomano, enlazo esta entrada en mi blog en http://fonotecaidealclasica.blogspot.com. JUnto a la de Stern y Ormandy para mí son las dos mejores interpretaciones de esta obra

    ResponderEliminar
  2. Precioso disco amigo mío. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  3. !Genial¡ No sabía como descargar música hasta hace un par de días que he empezado a aprender. Hay mucha música que tengo años de no escuchar ya que cuando lo hacía las grabaciones eran en acetato.

    Mil gracias por la copia. Seguiré bajando música hasta que caiga del sueño...

    ResponderEliminar
  4. Amigo, felicidades por reencontrarte con tu querida musica, te cuento que la versión que subi hace poco del concierto de Tchaikovsky con Nathan Milstein es demasiado bonita, espero las disfrutes, busca en los blogs amigos también, hay muchos tesoros musicales en la red, un abrazo y sigue adelante, disfruta mucho, porq es tan lindo escuchar la más grande de las musicas.

    ResponderEliminar
  5. Buscaba valses de strauss hijo. Me encontré con este manantial y no pude abstraerme de bajar esta maravilla de Tchaikovsky. No será la última vez que pase a recoger los tesoros almacenados. Con mas tiempo bucearé y seguro que será muy provechoso. De momento lo pongo en favoritos.
    Enormemente agradecido por toda la satisfacción que me embarga.
    Un cordial saludo, Manolo.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias, descargado y escuchado.
    ¿No lo tendrás en flac?
    Gracias nuevamente

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails