viernes, 30 de julio de 2010

Glazunov - Piano concierto No. 2

Glazunov compuso su hermoso concierto No. 2, Op 100 en Si mayor para piano y orquesta entre 1916 y 1917. Consta de tre movimientos: Andante sostenuto, Andante moderato tranquilo y allegro Scherzando.
Les presento la interpretación de Stephen Coombs y la BBC Scottish Symphony Orchestra dirige Martyn Brabbins, grabación de 1996.

Aqui

Que lo disfruten, extremadamente romántico.

martes, 27 de julio de 2010

Glazunov - Piano concierto No. 1

Aleksandr Konstantínovich Glazunov  San Petersburgo, 10 de agosto de 1865 - † París, 21 de marzo de 1936; compositor, director de orquesta e influyente maestro de música ruso. Alternó la recuperación de las raíces musicales rusas con su adscripción a las influencias estilísticas occidentales, que fueron haciéndose más fuertes en sus últimas obras. Era cercano al círculo de compositores rusos de recuperación nacionalista y folclórica conocido como el Grupo de los Cinco. Se le considera el último exponente de la escuela nacional rusa de composición, fundada por Mijaíl Glinka. Fue cultor de la llamada música de programa. Compuso entre 1910 y 1911 su Concierto n.º 1, en Fa menor para piano y orquesta, Opus 92. El concierto está conformado por un movimiento llamado Allegro Moderato y luego por Un tema andantino tranquilo con 9 variaciones de ese último tema.

Les presento la interpretación de Stephen Coombs y la BBC Scottish Symphony Orchestra dirige Martyn Brabbins, grabación de 1996.


Que lo disfruten

miércoles, 21 de julio de 2010

Chopin - Polonesa Op. 53 - Arthur Rubinstein

La Polonesa Op. 53 en La bemol mayor, también conocida como Polonesa heroica (Polonaise heroïque en francés) fue escrita por Fryderyk Chopin en 1842 para piano solo. La pieza está dedicada a A. Leo ("à Mr. A. Leo")
Esta obra maestra es una de las composiciones más conocidas de Chopin y es aún hoy en día una de las piezas favoritas del repertorio para piano. Es una pieza muy exigente que requiere habilidades excepcionales y virtuosismo al piano para ser tocada con un nivel de calidad adecuado.
Aunque la pieza está denominada como "polonesa", en realidad tiene muy poco que ver con el estilo típico de las polonesas. Presenta dos secciones con un ritmo que sí es característico de las polonesas, pero la mayoría de la obra no tiene las características de ese tipo de composición musical. Se ha dicho que Chopin la compuso con una Polonia libre y poderosa en mente, lo que podría haberle llevado a calificarla de "polonesa".
Otra posibilidad es que la Polonesa heroica esté muy relacionada con la Polonesa Militar Op. 40 en La mayor. La introducción de la Polonesa heroica está claramente influenciada por la Polonesa militar, que sí era una verdadera polonesa, no como la Heroica.

Un video de Arthur Rubinstein al piano

video

Que la disfruten

lunes, 19 de julio de 2010

El Danubio Azul - Karajan Video


En febrero del año 1867, Johann Herbeck, director del Wiener Männergesangverein, pidió a Strauss que le escribiera un vals para su coro. Herbeck llevaba mucho tiempo disgustado con el repertorio del coro masculino, que en su opinión era mediocre y gris, por lo que deseaba un vals coral "vivo y alegre" para los carnavales de aquel año. La letra la escribiría el poeta fijo de la sociedad coral.


Strauss se puso al trabajo, y pronto terminó el encargo, que sería el más famoso y popular de sus cuatrocientos valses.


En aquella época, reinaba en Viena una atmósfera derrotista como consecuencia de la derrota de Austria a manos de Prusia en la Guerra de las Siete Semanas en 1866.


El comisario de Policía, Josef Weyl, a quien se encargó la letra del vals, aprovechó la oportunidad para manifestar sus sentimientos políticos. A los componentes del coro no les gustó la letra, y la protestaron ruidosamente cuando tuvieron que ensayar la canción. Su indignación envolvía también a la música. Pero Herbeck y el patró de las artes, Nikolas Dumba, a quien estaba dedicado el vals, consiguieron apaciguarlos y que no ofendieran a Strauss.


El día 13 de febrero de 1867, el vals se estrenó en la Sala Diana, bajo la batuta de Rudolf Weinburm. La orquesta creada por los hermanos Josef y Eduard Strauss, acompañó al coro. Aunque el vals fue bien, pasó de mediano.


Strauss comentó con su hermano Josef:


"Que el diablo se lleve el dichoso vals. Sólo lo siento por la coda, que pensé habría de gustar más".


Pero cuando el propio Strauss en persona dirigió el vals (sin coro), en la Exposición Universal de París, en el verano del mismo año, el éxito fue enorme, y rápidamente alcanzó una tremenda popularidad.


Invitado por el Príncipe de Gales, Strauss lo dirigió en Inglaterra, donde fue ejecutado en seis conciertos en el Covent Garden.


Unas semanas después salía para todos los rincones del mundo un millón de ejemplares de la partitura impresa. Las planchas de cobre que se utilizaban en aquel tiempo para la impresión musical, sólo podían utilizarse para 10.000 ejemplares, número excesivo incluso para las melodías más populares. Sin embargo, fue necesario grabar cien planchas para la edición de El bello Danubio azul.


Franz von Gernerth escribió una nueva letra que dice:


"¡Danubio azul! A través de valles y praderas corren tus ondas muellemente. Nuestra Viena te saluda. Tu cinta plateada enlaza playas y playas, y los corazones felices cantan a lo largo de tus hermosas orillas".


Se hicieron varias traducciones inglesas, una de ellas por Charles Dunn. Francia también tiene su versión. El compositor Wekerlin lo adaptó para una sola voz con letra de Jules Barbier.


Hoy, El Danubio Azul es considerada una de las más populares piezas de la música clásica. Las connotaciones sentimentales vienesas, lo han convertido en el segundo himno nacional austriaco, y es uno de los "bises" indiscutibles del Concierto de Año Nuevo de Viena.
 
Les dejo un video para que lo aprecien, Karajan y la sinfónica de Viena
video
Que lo disfruten


viernes, 9 de julio de 2010

Vivaldi Concierto para tres violines - Isaac Stern

El Concierto para 3 violines, cuerdas y bajo continuo en Fa mayor es a menudo considerado entre los conciertos más llamativos que escribió Antonio Vivaldi, se inspiró para encontrar nuevas formas de interacción entre los violines y crear texturas y colores muy variados. Tiene tres movimientos Allegro, andante y allegro. Interpretan Isaac Stern, Itzhak Perlman y Pinchas Zukerman, con la orquesta sinfónica de Nueva York y Zubin Mehta en la dirección, grabación de 1990 para conmemorar el 60 aniversario de la carrera de Isaac Stern.


Que lo disfruten.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails